Noticias

Échale un vistazo a las novedades del mercado

Reformas que puedes hacer para revalorizar tu vivienda

Cuando vamos a comprar algo, sea lo que sea, siempre valoramos el precio. Pero también es imprescindible que ese algo nos entre por los ojos. Y una vivienda no es una excepción. Por eso, una casa bonita, agradable y en buen estado suele ser más atractiva para el comprador. En este sentido, una reforma siempre contribuye a generar una buena impresión.

¿Merece la pena reformar antes de vender?

Aunque está claro que una casa reformada tiene mayor valor que una casa sin reformar, es importante plantearse si verdaderamente merece la pena. Es decir, si el beneficio que obtenemos es suficiente como para meternos en un proceso de reformas que cuesta dinero, tiempo y esfuerzo. 

Lo cierto es que hay personas que prefieren que la casa no esté reformada para así poder moldearla a su gusto, encargándose ellos mismos de la rehabilitación. Sin embargo, se trata solo de una parte del mercado. Otros compradores prefieren entrar a vivir directamente en una casa que esté a punto. Y una reforma previa del hogar puede suponer una revalorización de entre el 10% y el 20%. Además, sirve para acelerar el proceso de venta una vez se lanza la casa al mercado. 

Reformas para revalorizar la casa

Las casas antiguas están construidas conforme a unos criterios que ya no se estilan. Los largos pasillos que añaden metros cuadrados que no son tan útiles o estancias pequeñas son solo algunos ejemplos. Entonces, ¿qué reformas puedes hacer para darle un aire renovado a tu casa y hacerla más atractiva?

Lavado de cara

En primer lugar, lo principal es realizar un lavado de cara. Para ello, eliminar el gotelé de las paredes es clave. Se trata de un proceso de bricolaje sencillo que puedes hacer tú mismo y que supondrá un gran cambio estético. Igualmente, pintar las paredes mejorará el aspecto general de la estancia.

Invertir en luminosidad

La luz natural es uno de los factores más valorados por los compradores. Por eso, un piso exterior es siempre más demandado. Pero aunque tengan un piso interior, puedes seguir potenciando la luminosidad del espacio. 

Por ejemplo, utiliza acristalamientos para separar estancias, colores claros en las paredes y opta por una distribución que permita una mejor circulación de la luz solar (tanto con los muebles como con las paredes y tabiques que separan una habitación de otra).

Pisos pequeños y equipados

Espacios diáfanos y abiertos

Eliminar paredes y unificar estancias no solo potencia la iluminación, sino que crea espacios más amplios y da la sensación de que el piso es más grande. Permite que el espacio se aproveche al máximo y aumenta la superficie útil de la vivienda.

Cocina reformada y espaciosa

Renovar la cocina supone una inversión que no se puede tomar a la ligera. Sin embargo, una cocina reformada es uno de los elementos mejor valorados a la hora de comprar. Cambiar los muebles, instalar nuevos electrodomésticos y actualizar las baldosas suponen un importante cambio que aumentará considerablemente el valor de la casa. 

Baños reformados

Una de las reformas más habituales es sustituir la bañera por un plato de ducha y, si no, otra alternativa es sustituir la cortina de ducha por una mampara. Igualmente, si el baño es muy antiguo, conviene invertir en mejorar su aspecto, por ejemplo, sustituyendo las baldosas  

Domótica

Las casas inteligentes son una realidad cada vez más accesible y demandada. Si vas a reformar puedes aprovechar para instalar sistemas domóticos que suponen un plus en el confort y en la calidad de vida en casa. Permiten automatizar procesos, adaptarlos y manejarlos automáticamente sin necesidad de estar presente. Algunas de las cosas que se pueden controlar por domótica son la iluminación, la temperatura, el consumo energético, las persianas, la seguridad, etc.

Evita que entre el sol

Eficiencia energética

A menudo las viviendas de segunda mano no son eficientes energéticamente, lo que se traduce en un aislamiento pobre y en facturas más elevadas. Invertir en la mejora de la eficiencia energética mejorando su calificación hará que los futuros propietarios ahorren en gastos, por lo que valorarán especialmente este aspecto a la hora de considerar la compra. 

Si finalmente decides reformar tu casa antes de ponerla en venta, ten en cuenta que necesitarás una licencia de obras para realizar la gran mayoría de cambios. Para ello tendrás que contactar con un arquitecto o arquitecto técnico que se encargará de preparar la documentación técnica requerida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies